En este post vamos a ver porque es importante tener una rutina de práctica, y cómo crear esa rutina en 3 etapas.

Estudiar su instrumento de manera eficaz sirve para:

Pasarlo bien cuando estudiamos y tener la sensación de avanzar al mismo tiempo

Ser eficaz, no perder tiempo y energía

SIMPLIFICAR su mente y no perderse con todos los consejos que leemos, los ejercicios disponibles, etc…

Para lograr esa meta lo más sencillo y eficaz es crear una rutina.

Tener una rutina de practica musical nos permite:

No tener que pensar en qué tenemos que hacer durante nuestra sesión, ya que está todo anotado y ordenado

Ganar tiempo ya que sabemos exactamente qué hacer y qué tocar en cada momento

Estar concentrado en una cosa a la vez, y saber cual es la meta que queremos conseguir

Para crear la rutina, primero tenemos que tener un OBJETIVO

Ejemplos de objetivos para ser mejor músico de jazz

Entrenar mi oído para poder reproducir y imitar música con facilidad

Tener más conocimientos para saber qué escala tocar en qué acorde

Saber standards de jazz de memoria para poder tocarlas en grupo, jams, …

Aprender a leer mejor

Tener más solidez rítmica

Aprender a componer

Improvisar con más herramientas, sentirse más libre con la armonía y el ritmo, no perderse en la forma musical, en los compases

Mejorar mi técnica instrumental, mi sonido, mi fraseo, …

Y tú, ¿sabes cuál es tu objetivo ?

Creación de la rutina para músicos de jazz

Además de trabajar en prioridad el o los ejercicios que te permiten llegar a tu objetivo, en tu rutina tienes que integrar ejercicios complementarios para no dejar de lado algunas otras habilidades útiles para un músico.

Algunas competencias básicas para un ser un buen músico de jazz son:

  • Tener un oído entrenado (algunos tienen el oído absoluto por ejemplo, pero no se tiene que desesperar si piensas que no tienes buen oído, porque se puede entrenar!)
  • Lo mínimum posible de limitaciones técnicas con tu instrumento
  • Saber muchas canciones, se llama tener un repertorio
  • Tener un vocabulario amplio de ritmos, escalas, frases, licks, patterns, ornamentos, y arpegios para improvisar
  • Tener una buena cultura musical
  • Saber leer y escribir música

Hay más pero estas me parecen realmente esenciales

Algunos ejercicios completos para trabajar esas competencias son:

  • Transcripción de melodías y solos, de oído
  • Improvisar con juegos de impros (es decir con reglas, por ejemplo: improvisar sin jamás tocar la nota fundamental, o sin jamás tocar el primer tiempo, o alternar un compás de impro y un compás de improvisación)
  • Escuchar música, leyendo la partitura de lo que estás escuchando y cantar encima

(ver en el ebook Amazon “tu diario de jazz” la tabla completa con los ejercicios, y las competencias básicas de un buen músico)

Eso sí, en tu rutina la mayor parte del tiempo la tienes que dedicar a ejercicios que te hacen avanzar hacia tu objetivo principal. Y luego completas con ejercicios para trabajar otras competencias cómo por ejemplo la lectura, en el caso que no sea tu objetivo principal.

En tu rutina hay que poner también tiempos de pausas, y tiempos de juego dónde no estás trabajando nada en especial, sino que solo te lo pasas bien !

El dúo cuerpo/mente para ser buen músico

Nuestro primer instrumento musical es nuestro cuerpo.

Sufre desgaste al tocar ya que se repite un mismo gesto muchas veces, y a veces con posturas antinaturales.

Por eso recomiendo:

  • hacer algunos estiramientos
  • movimientos articulares
  • respiraciones

Todo esto para compensar los movimientos repetitivos que hacemos cuando tocamos un instrumento y mejorar nuestro rendimiento.

La parte mental se puede trabajar también. Es útil para disminuir la ansiedad escénica, aumentar la capacidad de concentración, la relajación, y para el trabajo SIN el instrumento

El trabajo sin el instrumento nos permite no gastar energía inutil repitiendo un mismo pasaje difícil de una canción una y otra vez.

Nos permite asimilar de manera más profunda y más duradera la partitura, el standard de jazz, la escala o el acorde que estamos trabajando.

Nos permite estudiar y practicar en situaciones y lugares dónde no podemos tocar nuestro instrumento (por ejemplo por la noche, en el metro, en las caravanas de la autopista, en el avión, y muy temprano por la mañana para las personas que tienen poco tiempo y no pueden despertar a la familia, y los vecinos).

Yoga aplicado a los jazzman y jazzwoman

Si todavía no me conoces, aprenderás que además de músico, soy profesor de Yoga certificado. En mi ebook “Tu diario de jazz” encontrarás más detalles sobre mi historia personal.

Doy una gran importancia al trabajo mental y físico con el instrumento y también sin el instrumento.

No es necesario ser yogui, ni practicar yoga. Sea cúal sea tu afición te recomiendo unas prácticas: qi quong, yoga, pilates, stretching, meditación, mindfulness, musculación, fútbol, running, o simplemente todo lo que sea moverte un poco y respirar con consciencia. Esto va a gustos!

Entonces qué hacer si eres músico y quieres mejorar tu rendimiento, prevenir lesiones, o simplemente sentirte más relajado/relajada con tu instrumento.

Antes de estudiar: tienes que calentar el corazón (con un poco de cardio cómo subir unos escalones por ejemplo durante 30 segundos), mover articulaciones, concentrarse (meditación, respiración o cualquier técnica)

Después de estudiar: relajarse (meditación, respiración o cualquier técnica) , estirar los músculos de manera suave, escribir en una libreta cómo ha ido tu sesión, lo momentos más buenos de hoy, y los que se podrían mejorar.

Para no perderse, se puede dividir el trabajo en 4 bloques:

  • Brazos, cervicales, cara, mandíbula, lengua
  • Columna y caja torácica
  • Pelvis y piernas
  • Mental (visualización, relajación, escribir en una libreta, un diario)

Se puede hacer un poco de movimiento de cada uno de estos 4 bloques cómo mantenimiento, y unos 5 – 10 minutos al día son suficientes, o incluso 3 veces a la semana esta muy bien para empezar. Eso sí para tener resultados tienes que ser constante.

Resumen: cómo diseñar tu rutina de práctica instrumental para ser mejor músico de jazz

Creo importante crear una rutina de práctica por las razones mencionadas arriba.

Hay tres pasos para crear esa rutina de estudio:

  1. Definir tu(s) objetivo(s)
  2. Crear la rutina incorporando ejercicios para acercarte de tu objetivo principal pero también con ejercicios complementarios , momentos de diversión , pausas, y trabajo físico/mental
  3. Crear un entorno favorable al estudio

Si quieres ver una de mis rutinas personales, tener una plantilla para ayudarte a crear tu propia rutina, tener una lista de ejercicios y de objetivos más comunes, así que todavía más cosas, puedes adquirir mi ebook “Tu diario de jazz” en Amazon.


    1 Response to "Cómo aprender rápidamente, y estudiar menos"

Leave a Reply

Your email address will not be published.